Cementos Cosmos inicia el proceso de selección de personal para su planta de Oural

Ingenieros técnicos eléctricos, electrónicos, mecánicos y químicos, así como graduados en Formación Profesional en esas mismas especialidades son los perfiles requeridos por Cementos Cosmos para la fábrica de Oural.

Ingenieros técnicos eléctricos, electrónicos, mecánicos y químicos, así como graduados en Formación Profesional en esas mismas especialidades son los perfiles requeridos por Cementos Cosmos para la fábrica de Oural, que tiene previsto reiniciar su actividad al año que viene.

La empresa comienza el lunes 29 de agosto y durante un periodo de 15 días (hasta el 9 de septiembre) el proceso de recepción de curriculum para la posterior selección de personal y reclutamiento de hasta 25 profesionales, que se irán incorporando de forma progresiva. Las ofertas de trabajo estarán disponibles en el portal on line de empleo InfoJobs.  Desde su fichaje por parte de la empresa y hasta el arranque del horno para producir clinker en Oural, los nuevos fichajes de Cosmos pasarán por un periodo de formación que puede extenderse hasta seis meses y que contará con el respaldo de la Secretaría Xeral de Emprego de la Xunta de Galicia. Esta formación se desarrollará tanto en la planta gallega como en la de Toral de los Vados (León).

En la actualidad la cementera de Oural se encuentra en una situación de práctica parada, con un nivel de producción cercano al 2% de su capacidad (500.000 toneladas al año de clínker gris). El horno se arranca de forma puntual para satisfacer la demanda de un cliente que requiere un cemento especial. Actualmente la plantilla es de 15 personas, que realiza labores de mantenimiento para evitar el deterioro de las instalaciones debido a la falta de actividad constante. La reapertura de la fábrica supondrá un incremento de los puestos de trabajo, hasta situarlos en 40 de personal propio y otros 50 de subcontratas fijas (mantenimiento mecánico y eléctrico, limpieza industrial y de oficinas y transporte de materia prima). Asimismo, se generarán 300 empleos indirectos.

Para volver a operar con normalidad, la cementera sarriana ha solicitado a la Xunta de Galicia autorización para ampliar la gama y el porcentaje de sustitución de combustibles alternativos procedentes de residuos a utilizar, que actualmente se sitúa en el 15%. La tramitación, por parte de la Consellería de Medio Ambiente de la Xunta, se encuentra en periodo de información pública y la previsión de la empresa es poder iniciar la actividad en el primer trimestre de 2017. Los nuevos combustibles derivados de residuos para la cementera de Oural procederán en su mayoría de Galicia y su inclusión en la nueva autorización de la planta representa una oportunidad para gestionar de forma segura y eficaz un excedente de residuos que ya no pueden ser reutilizados ni reciclados y que actualmente acaban en vertedero.